Archivos del Autor: Verkana

Loading
loading..

El negocio inteligente, a debate

En la era digital, la inteligencia artificial es según la mayoría de expertos, la tecnología del año y viene dispuesta a cambiar no sólo la manera en la que interactuamos los humanos sino nuestra forma de vivir.

La transformación digital orbita en torno al principal activo de cada vez más compañías: el dato. El reto pasa por encontrar el valor concreto a los llamados ‘océanos de datos’, a fin de ganar competencia y tracción en la era del ‘todo conectado’. Una de las respuestas más certeras del momento pasa por aplicar herramientas de machine learning e inteligencia artificial con el objetivo de segmentar, analizar y establecer un plan de acción que diferencie al negocio, convirtiéndolo en un auténtico data centric. La consultora Gartner ha puesto de relieve que la demanda de las empresas por estas tendencias crece a pasos agigantados y la inteligencia artificial será una de las principales prioridades. Para 2020, aseguran desde la consultora, estará presente en prácticamente todo el software corporativo y protagonizará el 50% de las predicciones totales.

¿Cuál es la situación actual de la empresa española?, ¿cómo se va a producir esta innovación?, ¿forma la inteligencia artificial parte de nuestra vida cotidiana? Para reflexionar acerca de los desafíos y de las grandes oportunidades que conlleva la traducción de una empresa en un negocio inteligente, ComputerWorld celebró una mesa redonda el pasado 15 de marzo junto con varios expertos destacados de la industria.

¿Magia o realidad?

Las empresas fundamentalmente en este momento van a empezar a adoptarla como la estamos adoptando en nuestra vida cotidiana, de forma invisible, va a haber mucha adopción embebida”, explicó Fernando Maldonado, analista principal de Delfos Research. “Para mí el verdadero cuello de botella es que los límites de la inteligencia artificial se mueven tan rápido que nos ha llevado a un pensamiento mágico sobre lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer, da la sensación de que esto se enchufa y se acabó”.

Hace unos años, la inteligencia artificial fue capaz de derrotar al campeón del mundo de ajedrez, pudimos ver como la maquina Deep Blue se imponía ante Garry Kasparov, el que era el campeón del mundo en esta disciplina, ¿hemos llegado al punto en el que las máquinas son más inteligentes que los humanos? “es necesario un equilibro entre lo artificial y lo humano, la competición que vemos entre máquinas y personas se solventaría si valorásemos lo que aportamos las personas y dejásemos a las máquinas lo que se les da bien”, señaló Manuel Luque del departamento de inteligencia artificial de la UNED, “en mi opinión la IA no deja de ser la última capa de un sistema informático con el que puedes hacer operaciones de alto nivel más cercanas a las que hacemos los seres humanos”.

Según Antonio Orbe, presidente del Foro Futuro Próximo la frontera está en constante movimiento y el lenguaje es dinero, “siempre hemos dicho que los datos han servido para tomar decisiones, ahora nos encontramos un poco en mitad del mito y la realidad […] es importante pensar en las tareas porque esas son las que se automatizan, las máquinas están hechas para aliviar o sustituir el trabajo humano”.

Puede leer el reportaje completo, aquí.

Se desinfla la burbuja emprendedora: ya no quiero ser autónomo

Los últimos datos de la EPA muestran cómo, mientras en todos los sectores mejora la situación del empleo por cuenta ajena, los autónomos descienden tras su eclosión durante la crisis

La última encuesta trimestral de la EPA dibuja un panorama laboral bastante más esperanzador del que podía preverse hace unos pocos años. Las cifras remontan y alcanzan los niveles inmediatamente previos a que la crisis se hiciese visible en los datos. Pero hay una tendencia, que es básicamente para lo que los analistas consideran que sirve esta encuesta, entre los porcentajes bastante sorprendente: en el acumulado del año bajan los autónomos. En concreto, son 35.900 menos en el último año, mientras que los asalariados por cuenta ajena no hacen más que crecer.

La explicación no es sencilla. Eso se debe a que el grupo de los llamados “emprendedores” —cuando arreciaba lo más crudo de la recesión y se animaba a los desempleados a “buscar su propio destino”— es muy heterogéneo e incluye muchas realidades laborales muy diferentes. Desde el “falso autónomo” de las grandes empresas de la economía colaborativa al dueño de un pequeño negocio; desde el abogado con despacho propio al fontanero.

Pero aun así, se puede colegir de las cifras que un colectivo concreto, el de los mayores de 35 años afectados por los ERE masivos de 2011 y 2012, sobre todo, después de penar entre el desempleo y un autoempleo bastante precario, ha conseguido regresar a la senda laboral. Eso sí, en la mayoría de los casos en condiciones bastante peores de las que estaban antes de perder su empleo por primera vez. Esta tesis es la que dan por buena, por ejemplo, desde Adecco, que aprecia que varios de sus candidatos se ajustan a ese perfil, aunque no poseen datos concretos.

Es el caso, por ejemplo, del abogado José Miguel González, de 47 años. Este letrado fue despedido en 2012 y desde entonces trabajaba por su cuenta. El año pasado recibió una oferta para incorporarse a una empresa más grande para gestionar sus nóminas, algo que no había sucedido en todos estos años. Aceptó sin dudarlo: “Me pagan poco, mucho menos que antes, pero es mucho mejor que estar de autónomo, sin ninguna seguridad y sin poder disfrutar de la calma que da un sueldo regular”.

“Error estadístico”

Desde la Asociación de Trabajadores Autónomos, ATA, no lo ven tan claro. Para su presidente, Lorenzo Amor, el asunto no es exactamente así: “Hay un error estadístico. Si miras los datos de la Seguridad Social verás que hay 200.000 autónomos que la EPA se los come, desaparecen misteriosamente”. Amor concede que hay casos en los que gente que prestaba servicios de manera autónoma tras ser despedida ahora ha conseguido volverlo a hacer bajo el paraguas de una empresa, pero cree que eso no es cuantitativamente relevante.

En total, en España hay 3.070.000 autónomos cotizando, según las cifras de ATA. Sin embargo, el Ministerio de Empleo cifra los autónomos personas físicas a 30 de junio de 2018 en 2.006.785 trabajadores en esa categoría. De ellos, el 70% supera los 40 años de edad y el 86% no supera la base mínima de cotización. El grueso de ellos trabaja en el sector servicios, nada menos que el 78,4%.

Casi ninguno de esos negocios sobrevivió y los cerebros “emprendedores” que estaban detrás ahora, en muchos casos, trabajan para otros

A ese último grupo estaba adscrito Fernando Espadar. Montó un pequeño bar “para ir subsistiendo” y este mismo año consiguió pasar al grupo de los asalariados: un grupo de inversores hosteleros lo ha contratado como asesor para montar sus locales. “Te quitas el estrés de las facturas y la incertidumbre”, sentencia este profesional de 57 años. La idea de montar un pequeño negocio con las indemnizaciones cobradas tras la gran oleada de despidos llenó de locales nuevos las ciudades cuyo índice de rotación (la velocidad a la que cerraban y abrían otros nuevos) batió todos los récords. Casi ninguno de esos negocios sobrevivió y los cerebros “emprendedores” que estaban detrás ahora, en muchos casos, trabajan para otros.

Eslóganes y burbujas

En el sector de la construcción la cifra de autónomos es del 10,9%. Entre ellos se encontraba el dominicano Ramón Escoté. Pero ya no. “Tengo una edad, casi 60 años, y estoy cansado”, revela ente hombre de anchas manos callosas. Ha aceptado un trabajo de conserje en una finca. Tiene contrato y aunque gana mucho menos que en las “peonadas” lo prefiere. “Me ocupo de mis nietos y con este trabajo puedo organizarme la vida mucho mejor”, insiste. Hace unos años “era imposible encontrar un trabajo con contrato, por eso ni me lo planteaba”.

Los periodistas y traductores, por ejemplo, también han visto como su mercado cambiaba en los últimos dos años. De ser un incesante río desbordado de gente que acababa en la calle y por tanto no había más solución que ofrecer como autónomo los servicios, al goteo de contrataciones en las empresas. Casi nadie en ese sector prefiere la “libertad de ser tu propio jefe, sin horarios ni imposiciones” que rezan los eslóganes que glosan las virtudes de los autónomos. Parece que la “burbuja emprendedora”, a pesar de que los salarios son mucho más bajos que antes de la crisis, se está desinflando a la misma velocidad a la que la recesión la hinchó.

Origen: El Confidencial

El Gobierno aprueba multas multimillonarias por infracciones a la Ley de Protección de Datos

Contempla sanciones de un máximo de 20 millones de euros o de hasta un 4 % de la facturación global de la compañía el ejercicio anterior

El Gobierno ha aprobado hoy un real decreto sobre protección de datos que aprueba sanciones millonarias por infracción en este ámbito y que adapta la legislación española al Reglamento General de Protección de Datos (RGDP) de la UE.

El pasado 25 de mayo entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGDP), que otorga más control al ciudadano sobre quién dispone de su información personal y que se tradujo en una avalancha de correos electrónicos sobre cambios en las políticas de uso de datos. Su transposición a la ley española se encuentra actualmente en fase de tramitación parlamentaria y no se espera que vea la luz hasta finales de año.

«Mientras que esa ley cursa su trámite, hemos tenido que aprobar un real decreto de medidas urgentes para adaptar el ordenamiento español a la UE», ha explicado hoy la portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, en su comparecencia tras el Consejo de Ministros. El Ejecutivo trata así de evitar el «vacío legal» y la desprotección del ciudadano hasta que se apruebe la nueva ley.

Normativa europea

La normativa europea es fuertemente garantista y busca poner fin a prácticas habituales como los términos y condiciones incomprensibles, las casillas validadas por defecto o la pérdida de control sobre los datos personales una vez se ceden a una empresa.

El real decreto asume el «novedoso régimen sancionador del RGPD», que contempla sanciones de un máximo de 20 millones de euros o de hasta un 4% de la facturación global de la compañía el ejercicio anterior, y reemplaza las sanciones de la antigua ley de protección de datos española (de 1999).

Mantiene en cambio la duración de los procedimientos sancionadores de seis meses -aunque puede incluir investigaciones por un periodo de doce meses-, y la prescripción de las sanciones: un año para (inferiores a 40.000 euros), dos años (de 40.000 a 300.000 euros) y tres años (cuantías superiores).

La encargada de realizar las labores de investigación prevista en el RGPD será la Agencia Española de Protección de Datos y los funcionarios que desarrollen este tipo de labores tendrán la consideración de «agentes de la autoridad» en el ejercicio de sus funciones, según la normativa aprobada hoy.

El real decreto también crea un procedimiento de cooperación entre los países de la Unión Europea en los supuestos de tratamientos denominados transfronterizos, con la participación de todas las autoridades implicadas.

La ley europea deja en mano de los Estados Miembros puntos muy concretos de la normativa, como la edad mínima de un menor para dar su consentimiento al uso de sus datos personales.

La tramitación de la ley en España, que previsiblemente finalizará a finales de año, ya cuenta con más de 300 enmiendas, que complementará estos aspectos no cerrados en el reglamento europeo.

Fuente: El Correo

Caos entre las empresas españolas para cumplir el GDPR: “No llegamos ni de broma”

Spam, páginas web desactualizadas, contratos de gestión de datos sin firmar… son solo algunas de las pesadillas a las que se enfrentan las empresas en España para intentar cumplir el nuevo reglamento europeo de protección de datos que entrará en vigor como un rodillo este viernes 25. Se trata del ya famoso Reglamento General de Protección de Datos (RGPD, o GDPR, en sus siglas en inglés que muchos ya recitan de memoria). Y hay malas noticias: la gran mayoría de compañías de nuestro país no va a llegar a tiempo para cumplirlo. La situación a dos días de terminarse el plazo es tan caótica que solo hay algo que puede dar por seguro: sus datos personales están ahora mismo siendo (mal)tratados por miles de empresas españolas.

“No te voy a engañar. La mayoría de nuestras empresas clientes aún no nos han devuelto firmado el nuevo contrato de tratamiento de datos que exige la ley. Y la razón es que ni ellos mismos saben qué tienen que hacer. No llegamos ni de broma a cumplir el GDPR este viernes“. La confesión es de un responsable de desarrollo de negocio en una pequeña firma madrileña (ocho empleados) que se dedica a gestionar campañas de SMS para sus clientes. Y el contrato al que se refiere es uno de los nuevos requerimientos a los que obliga el GDPR: un contrato entre el responsable de tratamiento de datos dentro de una empresa (por ejemplo, un banco o una operadora) y el encargado de realizar dicho tratamiento, es decir, proveedores de servicios de almacenamiento, hosting, empresas de marketing online, gestores contables…

Una prueba del desconcierto y el caos que se vive en el seno de muchas organizaciones es la avalancha de emails que usted habrá recibido en su correo estos días. Renfe, Grupo Vips, El Corte Inglés… Cientos de empresas, grandes y pequeñas, han enviado un mensaje a toda su base de clientes pidiéndoles permiso para seguir usando sus datos. “Es absurdo. El GDPR no ha cambiado nada en ese sentido. Los consentimientos para enviar comunicaciones previos al 25 de mayo se han tenido que haber obtenido con permiso expreso en base a la LOPD. Las empresas que han enviado ahora esos emails, o ya estaban haciendo algo ilegal o simplemente no se enteran”, señala Burgueño.

Es solo uno de los fallos que está generando la paranoia en torno al GDPR. Y es un fallo grave. En el mejor de los casos, solo un 20% de usuarios responde a estas emails corporativos. La LOPD es muy clara en este punto: la empresa debe eliminar todos los datos de los clientes que no respondan. “Esa norma sigue en vigor, el GDPR no cambia nada al respecto. Es decir, empresas como El Corte Inglés o Renfe tendrán que borrar el 80% de los datos de clientes. De no hacerlo estarían incurriendo en una infracción grave. Dicho de otra forma: se acaban de disparar en el pie cargándose su propia base de datos de clientes”, dice Burgueño.

Otro de los puntos que más problemas está causando el GDPR a las compañías españolas es la necesidad de incorporar o no al llamado delegado de protección de datos (DPO). Se trata de una nueva figura dentro de la organización que se encargará de velar por el cumplimiento del reglamento. ¿Quién debe contratar un DPO? Lo explica el artículo 37 de la nueva normativa: todos los organismos públicos, empresas que gestionen datos a “gran escala”, y aquellas que traten datos personales que “revelen el origen étnico o racial, las opiniones políticas, las convicciones religiosas, el tratamiento de datos genéticos y biométricos, datos relativos a la salud y datos relativos a la vida sexual o las orientación sexuales de una persona física”.

Más del 90% de empresas españolas no va a cumplir con el reglamento cuando entre en vigor el viernes. Es un desastre

Para el abogado Samuel Parra, especializado en internet y tecnología, la redacción de este artículo va a traer muchos problemas a miles de empresas. “¿Qué significa ‘gestionar datos gran escala’? ¿Un millón de datos? ¿Dos millones? No se especifica por ningún lado. ¿Y hacer ‘tratamiento de datos’? ¿Lo es almacenarlos? ¿Cruzarlos con otros datos? Tampoco se dice absolutamente nada. Esto abre la puerta a numerosas sanciones”, señala.

Las sanciones en caso de incumplimiento del GDPR pueden dejar fuera de juego a cualquier ‘pyme’. Las multas pueden llegar al 4% de la facturación anual, con un tope de 20 millones de euros. “Yo calculo que más del 90% de empresas españolas no va a cumplir con el reglamento cuando entre en vigor el viernes. Es un desastre”, explica Parra. “Las compañías grandes son de hecho las que peor lo tienen. En su caso hablamos de una adecuación previa que lleva meses de trabajo y muchas acaban de empezar. En cuanto a los organismos públicos, algunos acaban de sacar ahora licitaciones para ayudarles a adecuarse al reglamento. Imagínate”.

 

Origen: El Confidencial

GDPR o la ocasión perfecta para modernizar el negocio

Enrique Polo de Lara ha escrito un artículo indicando perfectamente las oportunidades que se abren para las empresas a poco más de un mes de la implantación del GDPR:

A poco más de un mes de que finalice el plazo para cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR por sus siglas en inglés), todas las organizaciones y empleados que trabajen con datos de clientes – desde distribuidores y servicios financieros hasta organizaciones benéficas y hospitales – están sufriendo los cambios. Hasta ahora, el foco ha estado en las empresas que se preparan para el cumplimiento de GDPR, pero para comprender verdaderamente la situación es necesario dar un paso atrás. Sólo así, las empresas podrán ver las oportunidades que supone a largo plazo.

Estamos en plena Revolución Industrial, la cuarta, la que está habilitando tecnologías desde el Internet de las Cosas y la inteligencia artificial (IA) hasta los servicios cloud y dispositivos móviles. Estas tecnologías están permitiendo a las organizaciones desarrollar nuevos tipos de servicios para entender a sus clientes mejor que nunca.
La experiencia de cliente se ha convertido en el nuevo campo de batalla del negocio. Sin embargo, lo que más llama la atención de la narrativa en torno a GDPR sobrepasa su capacidad para ayudar a las compañías a competir con éxito en el escenario de la nueva privacidad. Creo que los negocios que ponen al cliente en el centro no sólo cumplirán con esta normativa, sino que la utilizarán para desbloquear el poder de sus datos y ponerlos al servicio de sus clientes como no había sido posible hasta ahora.
La nueva democracia del cliente

En la actualidad, los clientes tienen una mayor concienciación sobre sus derechos de privacidad y esperan que las organizaciones protejan sus datos personales. GDPR es una respuesta a esto y tiene como objetivo lograr que las empresas sean más responsables y les exige implementar controles estrictos en torno a qué datos se pueden recopilar, usar y compartir.
Con una montaña de datos creciente, cada vez más compleja de gestionar, GDPR es sin duda un reto para los directores de tecnologías de la información (CIO por sus siglas en inglés), cuyos roles han evolucionado enormemente en los últimos años. Además, GDPR, más allá de una norma tediosa que cumplir puede representar una oportunidad real para situarle en el centro de la experiencia de cliente.

Para almacenar estos grandes volúmenes de información, la mayoría de las compañías utiliza una gran variedad de sistemas on-premise y en la nube. No es sorprendente que a menudo estos datos generen silos. A esto se suma el fenómeno de los datos ocultos o “shadow IT”, que tiene lugar cuando la información corporativa se almacena en correos electrónicos personales de los empleados, documentos ad hoc e incluso en aplicaciones de uso doméstico, en lugar de gestionarse de manera centralizada, aprobada por el departamento de TI.

Esto significa que los negocios no están siendo todo lo eficientes que podrían ser y, además, dificultan la tarea de cumplir con GDPR. Moviendo todos los sistemas y procesos a un entorno controlado, los CIO pueden tener una visión única sobre el negocio, desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo. De este modo, con todo el control en las manos del CIO, GDPR no se convertirá en un dolor de cabeza para la empresa.

Smart data, no big data

Hasta que GDPR fue propuesto como entorno normativo, muchas compañías no tenían clara una estrategia sobre qué datos almacenar, por qué se necesitaban esos datos y cómo deberían ser utilizados. Por eso hoy existen tantos responsables de TI que están sentados viendo cómo su montaña de datos no para de crecer. GDPR está rompiendo este ciclo, animando a las organizaciones a desarrollar estrategias de Smart data y centrarse en estrechar lazos con sus clientes a través de los canales y métodos que ellos prefieran. En mi opinión, poniendo al cliente en el centro, las empresas cumplirán de manera sencilla con las obligaciones de este reglamento y al mismo tiempo atenderán de forma personalizada a sus clientes.

Según el informe State of the Connected Customer, el 66% de los consumidores estaría dispuesto a cambiar de compañía si ésta hace el esfuerzo de tratarlo de forma personalizada, logrando que deje de sentirse como un número. Una de las ventajas de GDPR es que puede ayudar a mejorar la situación permitiendo una integración intuitiva entre TI, ventas, marketing y atención al cliente. Este cambio no significa únicamente almacenar los datos correctamente para beneficio del cliente, sino asegurar que la atención que recibe es mucho más personalizada y de calidad. Esto generará sin duda relaciones más sólidas y leales entre empresas y clientes.

Aprovechar el momento para modernizar el negocio

En este punto, muchos negocios se encuentran ante una difícil decisión: ¿Debemos mantener las aplicaciones existentes, invirtiendo en nuevas funcionalidades o también es necesario invertir en hardware? ¿Quizá sea mejor aprovechar el momento para una migración completa a una plataforma moderna basada en cloud, que facilite el desarrollo rápido de aplicaciones y gestionar mejor el cumplimiento con GDPR? La clave es que el CIO vea GDPR como una oportunidad estratégica para apostar por estas nuevas plataformas e incorporar la innovación a su negocio y trasladarla a sus clientes.

Una plataforma cloud se traduce en una respuesta rápida a la evolución de las expectativas del cliente y en mejores resultados. Como decía antes, esta apuesta tecnológica sitúa al CIO al frente para asegurar que su organización está desarrollando caminos innovadores para impulsar la mejor experiencia de cliente. Ante todo, es una gran oportunidad para defender un proyecto de modernización que a menudo es muy necesario y que puede no haber sido una prioridad para el resto del negocio.

Así es como me gustaría ver a las empresas inteligentes. Si el CIO ve GDPR únicamente con las gafas del cumplimiento normativo, conseguirá cumplir y que no le sancionen, pero nada más. Sin embargo, si el responsable de TI entiende GDPR como parte de un esfuerzo para poner al cliente en el centro del negocio, será una ocasión inmejorable para poner en marcha cambios esenciales. Este cambio de mentalidad supondrá llevar la empresa al siguiente nivel y sentar las bases para un negocio de futuro, que esté más en sintonía con el cliente actual.

Origen: Enrique Polo de Lara (country manager de Salesforce Iberia) en el EL PAIS

¡No guarde todo, por Diógenes! 

Existe suficiente volumen de almacenamiento digital en el mundo como para no tener que descartar nada. Pero, ¿es eso lo que queremos?

¿Quién no se ha sentido alguna vez reconfortado cuando, tras agotar el espacio libre de un disco duro de una capacidad que siempre creyó imposible de llenar, se compra uno de doble o triple capacidad? “Esta vez seguro que no lo lleno”, se dice uno para sus adentros. Sin embargo, es solo cuestión de tiempo que el disco grande se vuelva a quedar pequeño, y compremos otro mayor, y otro, y así sucesivamente.

Ya en 1997, Michael Lesk, un reputado investigador estadounidense, predijo que hacia el año 2000, la producción mundial de discos duros sería tal que no haría falta borrar nada de lo que se produjese por medios digitales. Algo similar ocurre en nuestros días. Los avances tecnológicos, que generan discos cada vez de mayor capacidad, a prácticamente el mismo precio al que se vendían los de la generación anterior, propician que hoy en día cualquier ordenador doméstico de gama media-alta venga equipado con un disco de al menos 1 terabyte (mil Gigabytes, más o menos). Eso supone que usted puede guardar allí, por ejemplo, miles de capítulos de Los Simpson, centenares de películas, semanas ininterrumpidas de audio en formato mp3, o centenares de miles de fotografías.

¿Se siente rico, en el sentido digital del término, al llenar su disco? ¿Sí? ¿Está seguro? Piense en el tiempo que le va a llevar consumir todo el contenido digital almacenado, y posiblemente comience a dudarlo. Añada a eso otra dificultad formidable: encontrar lo que uno busca en un momento determinado. En encuestas informales realizadas a alumnos de grado y máster en la UPV, estos confesaron que no utilizan ningún sistema de clasificación para sus fotografías digitales, más allá de la organización de las mismas en carpetas en un disco duro. Estamos seguros de que esa es la norma general entre los usuarios medios de ordenadores. Dentro de cada carpeta, las fotografías están contenidas en archivos de nombres extraños, generados automáticamente por la cámara empleada para obtenerlas. Por ello, probablemente, no tengamos más remedio, cuando buscamos una fotografía, que explorar las miniaturas de una determinada carpeta hasta localizarla. La cosa empeora en el caso de las canciones, que no tienen una representación visual.

Dentro de cada carpeta, las fotografías están contenidas en archivos de nombres extraños, generados automáticamente por la cámara empleada para obtenerlas. Por ello, probablemente, no tengamos más remedio, cuando buscamos una fotografía, que explorar las miniaturas de una determinada carpeta hasta localizarla

Cuando la colección de fotografías crece, esa búsqueda se convierte en algo muy tedioso y, en ocasiones, frustrante. Centenares de gigabytes son demasiado, hasta para las memorias más privilegiadas. ¿Qué hacer, entonces, para no perderse en el bosque de carpetas de su disco duro? Lo primero que se puede recomendar es que no guarde todo, sino solo lo verdaderamente valioso. Si, aun así, persiste en su afán coleccionista, le recomendamos, ni más ni menos, lo que siempre se ha hecho: organizar bien el contenido. Para ello, podemos tomar como modelo las bibliotecas de toda la vida, y plantearnos el uso de sus prácticas más conocidas para crear una biblioteca digital personal que nos ayude a gestionar nuestros contenidos. Sistemas de gestión de contenido digital como WordPress, por citar el más conocido, pueden ayudarle en las tareas de organización de sus colecciones digitales, con la ventaja añadida de que permiten su publicación en la Web.

De entre todas las tareas relacionadas con la gestión de contenido digital, sin duda la catalogación es la fundamental. Catalogar consiste en describir un objeto digital mediante metadatos como título, autor, fecha, tipo de contenido, y otros. Algunos de esos metadatos ya están incluidos, por ejemplo, en las fotografías digitales, o en las canciones, puesto que se insertan automáticamente, pero otros deben ser introducidos por los usuarios o por algún software de ayuda a la catalogación.

Construir un catálogo de nuestro contenido digital puede parecer superfluo, pero es clave para su posterior localización eficaz. No se trata de emular a los bibliotecarios en la creación de registros exhaustivos, sino que con unas cuantas propiedades asociadas a nuestro contenido sería suficiente para poder localizarlo mejor posteriormente. Piense qué fácil sería, por ejemplo, saber cuándo, dónde, quién o quiénes aparecen, y con motivo de qué se tomó una fotografía para luego encontrarla. La disciplina requerida para ello puede parecer tan dura como el dejar de fumar, pero créanme que lo van a agradecer en el futuro.

Origen: ¡No guarde todo, por Diógenes! | Tecnología | EL PAÍS

Chrome marcará como “no seguro” todos los sitios web bajo HTTP desde su versión de julio

Quien avisa no es traidor. Google insiste para que los responsables de aplicaciones y sitios web realicen la migración hacia conexiones cifradas HTTPS, ofreciendo para ello todo tipo de facilidades, desde documentación hasta numerosas herramientas.

A este respecto, señala en un nuevo comunicado, que la versión 68 de Chrome, que saldrá en el próximo mes de julio, marcará a todos los sitios web con conexiones HTTP como “no seguro”, finalizando así el periodo de gracia que ha ido otorgando para animar a la migración hacia conexiones HTTPS.

Esto significará que aquellos usuarios que accedan a sitios web bajo conexiones HTTP serán avisados de que dichos sitios web no son seguros, y por tanto, les generará desconfianza sobre los mismos, sobre todo si en ellos hay formularios y otros elementos que deban rellenar con datos personales.

Pero Google no se queda en un mero aviso, ya que sigue ofreciendo facilidades para la migración completa.

A este respecto, anuncia que los responsables podrán hacer auditorias de contenidos mixto a través de la última versión de Lighthouse, una herramienta automatizada de código abierto para la mejora de aplicaciones web, ayudando a encontrar mediante dichas autorías aquellos elementos que siguen cargándose mediante conexiones no cifradas y cuales de ellos pueden actualizarse a HTTPS mediante un simple cambio de referencia.

Además, Google señala que el 81 de los 100 mejores sitios de la web ya usan conexiones HTTPS por defecto. Quizás un empujón más animará a otros bajo conexiones HTTP a actualizarse hacia conexiones cifradas.

Origen: Chrome marcará como “no seguro” todos los sitios web bajo HTTP desde su versión de julio

Black-Friday-black-Fraude

Empieza el “Black Fraude”: las primeras ofertas engañosas se cuelan en internet

Llevamos semanas hablando del Black Friday, e incluso varias tiendas como Amazon o PC Componentes llevan ya varios días con descuentos, pero el verdadero tsunami de rebajas empieza entre hoy jueves y mañana. Las pocas tiendas que aún no se habían sumado a los descuentos lo hacen hoy, y con ellas empiezan a aparecer las quejas y los primeros indicios de engaño. Es lo que las asociaciones de defensa de consumidores en España ya denominan como “Black Fraude”.

Todos los años en Black Friday hay mucha polémica por ofertas engañosas, y en este caso la primera en ser señalada, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, ha sido MediaMarkt. La tienda de informática de origen alemán siempre ha tenido problemas con este día. Sus descuentos son numerosos, pero su falta de transparencia (no ponen el precio original del producto en oferta, ni el descuento que han aplicado) hace que muchos usuarios duden de su veracidad. Hoy, en las pocas horas que llevan sus ofertas en la web, ya han recibido varias quejas que han repercutido en las redes sociales.

La primera oferta engañosa es un PC de Gaming de sobremesa, concretamente el Medion PCC581, i5-7400, 16GB RAM, 1TB+138SSD. El fraude en este caso estaría en que el ordenador empezó valiendo, ya con la etiqueta de Black Friday, 649 euros, pero “a los tres minutos”, según ha denunciado un usuario en Twitter, pasó a costar 150 euros más, 799. Ahora, como ha podido comprobar Teknautas, su precio es de 749 euros, pero en Google aún se recogen los 799 anteriores.

¿Cómo evitar fraudes estos días? Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores Facua, recuerda un principio básico en conversación con este medio. “Cuando vayas a comprar un producto, no te creas cualquier oferta, mira en todas tus plataformas de confianza y elige la opción más barata”. Y es que, como comenta Sánchez, “en el Black Friday no hay una regulación clara. Lo asociamos a descuentos, pero en realidad no es necesario que haya oferta”. Su asociación ha lanzado el ‘hastag’ #BlackFraudepara todo el que quiera denunciar una oferta engañosa durante estos días.

Origen: El Confidencial

Microsoft estrena 365 Business para pymes

Microsoft estrena 365 Business para pymes – ITespresso.es

El gigante del software ya tiene disponible a nivel mundial el servicio, especialmente pensado para negocios de hasta 300 empleados.

La conferencia Inspire era el lugar elegido por Microsoft para presentar el pasado mes de julio sus soluciones Microsoft 365, sus planes para clientes empresariales. Ahora, la corporación de Redmond ha dado un paso más. Casi cuatro meses después de darla a conocer, llega al mercado Microsoft 365 Business, el conjunto de herramientas especialmente pensado para pequeñas y medianas empresas, que ya está disponible a nivel mundial.

Este nuevo paquete incluye Office 365 y Windows 10. Como otras soluciones similares, con esta integración se facilita la administración de dispositivos, tan necesaria dado el volumen de dispositivos con el que se llega a trabajar en las empresas de hoy en día. Además, se añaden elementos de seguridad para proteger todos estos equipos, tanto ordenadores como tablets y teléfonos, explica la compañía.

Microsoft 365 Business está diseñado para poder acceder al trabajo desde cualquier lugar, independientemente del espacio físico donde se ubique la empresa. Facilita el trabajo sin conexión, permitiendo sincronizar las tareas al conseguir de nuevo red. El precio del paquete está fijado en 20 dólares por usuario al mes.

De forma conjunta al lanzamiento a nivel global del paquete de 365 para las empresas de menor tamaño, Microsoft ha puesto a disposición de los clientes de Reino Unido, Canadá y Estados Unidos otras tres aplicaciones de negocio dentro del paquete 365 Business y de su versión Office Premium, recoge VentureBeat. Se trata de Microsoft Connection, para mails corporativos; Listings, con el que expandir presencia en redes sociales y otras plataformas; y Microsoft Invoicing, para gestionar y facilitar pagos.

Origen: Microsoft estrena 365 Business para pymes – ITespresso.es

empleo y reforma laboral

Empleo: Las empresas piden flexibilizar el empleo pero elevando la protección al trabajador. Noticias de Economía

Empleo: Las empresas piden flexibilizar el empleo pero elevando la protección al trabajador. Noticias de Economía. Los directores de recursos humanos se enfrentan a un momento disruptivo en las relaciones laborales y piden corresponsabilidad a las empresas y los trabajadores para avanzar juntos.

“Todo está por hacer, nunca he vivido tal situación de incertidumbre”, explica Fernando Bazán, socio de Laboral Deloitte Legal, “es un momento apasionante”. El abanico de opciones para las empresas y los trabajadores es cada vez más extenso gracias a las nuevas tecnologías, pero la regulación supone, en muchos casos, un impedimento. Un ejemplo está en las posibilidades que ofrece el teletrabajo, pero es solo uno.

En los últimos años están surgiendo nuevas profesiones, que requieren a su vez diferentes ritmos de trabajo y aptitudes de los profesionales. El éxito de España o de cualquier otro país radicará en su capacidad para adaptarse al cambio, desde las empresas, hasta los trabajadores y la regulación laboral. “El marco regulatorio debe ser un instrumento para hacer el país más competitivo en un entorno global”, apunta Juan Carlos Rivilla, HRD Global operations & Europe de Cigna, “tiene que ser una herramienta que dote de flexibilidad a las empresas, pero que también proteja al trabajador”.

El marco regulatorio debe ser un instrumento para hacer el país más competitivo en un entorno global

“La palabra mágica es flexibilidad, pero hay que darle una vuelta”, explica Bazán, “hay que desregularizar protegiendo a los trabajadores, algo así como ‘sé libre para adaptarte pero respetando unos mínimos que acordemos’”.

En esta situación, la negociación colectiva puede ser la mejor fórmula para permitir que las relaciones laborales se adapten al cambio, ya que es mucho más flexible que la ley. “No todo es tarea del legislador, los agentes sociales también tienen que ser capaces de visibilizar esta situación y gestionar el cambio”, señala Julio Gualda, director de Relaciones Laborales de Ferrovial Servicio, “estos mecanismos de flexibilización tienen que estar en la negociación colectiva”.

Por primera vez en ocho años se superan los 19 millones de ocupados gracias al buen ritmo de la economía hasta septiembre. El paro cayó en 182.600 personas con un inusual repunte de la actividad

La tecnología hace que surjan nuevos sectores y sus trabajadores tendrán que estar protegidos por un convenio colectivo. Aquí es donde el papel de los sindicatos y las patronales juegan un papel fundamental. Serán quienes determinen las ‘reglas básicas del juego’, por lo que tendrán que tener las herramientas y el convencimiento para gestionar los nuevos tiempos.

Hay que desregularizar protegiendo, algo así como sé libre para adaptarte pero respetando unos mínimos que acordemos

Una fórmula para involucrar a las dos partes dentro de la negociación colectiva a todos los niveles es la corresponsabilidad. “La interlocución social es muy importante”, remarca Gualda ,”nuestro papel es que se comprenda que las empresas y los trabajadores tienen que pactar, porque si esto se cae, nos caemos todos”. “Tenemos que recuperar la confianza en las dos partes”, señala Rivilla. Una opción que han buscado algunas empresas para dar más participación a los trabajadores en la empresa y elevar la transparencia es impulsar su presencia en los consejos de administración. Es una fórmula que podría regularse legalmente para que

A por otra reforma laboral

“La regulación laboral está en la prehistoria”, lamenta Bazán. La reforma de 2012 impulsada por el Partido Popular intentó crear un clima de mayor flexibilidad interna, pero la realidad es que fue utilizada por muchas empresas para realizar despidos masivos, por lo que tampoco ha dado respuesta a las nuevas necesidades de las compañías.

Una de las necesidades más acuciantes para las empresas es la de crear fórmulas intermedias entre el trabajador por cuenta ajena (asalariado) y el trabajador por cuenta propia (autónomo). Actualmente las opciones intermedias son muy limitadas e incompatibles entre sí, pero podrían buscarse fórmulas alternativas.

Cada vez más, los clientes me preguntan cómo podemos gestionar todos los proyectos que tienen, desde un punto de vista legal

Un buen ejemplo son los proyectos de ‘crowdsourcing‘, que consiste en externalizar una tarea o un proyecto que lo realizarán entre varios profesionales ajenos a la compañía. Si el jefe del proyecto es un trabajador por cuenta propia que trabaja con otro por cuenta ajena, ya no te lo permite la ley, lamentan. “Cada vez más, los clientes me preguntan cómo podemos gestionar todos los proyectos que tienen desde un punto de vista legal”, explica Bazán, lo que significa que las empresas destinan muchos recursos a ‘buscar acomodo’ en la legalidad, en vez de centrarse en invertir y realizar muchos proyectos.

La fiscalización de las empresas

Los asistentes al Foro coinciden en la necesidad de dar más flexibilidad a las empresas que cumplen con la ley y ser “muy severo con el que incumple”. Las compañías tienen ahora otra fiscalización de sus trabajadores y clientes en las redes sociales. Ahora es muy fácil para todos ellos compartir información sobre el comportamiento y los valores de las empresas, lo que supone un nuevo reto para ellas.

Si una empresa trata mal a sus empleados tendrá más problemas para atraer el talento y, en parte, también para vender

Las compañías tienen que convencer a los consumidores, pero también a los empleados, tanto para captar talento como para reternerlo. “Nosotros intentamos tener la mejor marca de empleador”, explica Rivilla, “si una empresa trata mal a sus empleados tendrá más problemas para atraer el talento y, en parte, también para vender”.

“En la carrera profesional de los trabajadores influyen muchos factores”, señala Gualda, “el salario es importante, pero también la capacidad de desarrollo profesional, el salario emocional, las posibilidades de promoción interna,…”.

Origen: Empleo: Las empresas piden flexibilizar el empleo pero elevando la protección al trabajador. Noticias de Economía

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background